Cansado ya de escuchar o leer en los medios de comunicación aquello de que «tenemos unas condiciones climatológicas adversas» me dispongo a aclarar la diferencia entre clima y tiempo.

En realidad es muy sencillo. El clima de un espacio geográfico concreto está determinado por el valor medio de las diferentes variables meteorológicas (temperatura, humedad, precipitación…) en un periodo largo de tiempo. De este modo, hablar de condiciones climatológicas cuando nos referimos a un día o a un momento dado carece de sentido. En ese caso sólo podemos hablar de condiciones meteorológicas o tiempo. Así, el tiempo es cambiante, es dinámico, mientras que el clima no cambia (al menos a escala temporal humana).

Ya que me parece casi una utopía pedir a los periodistas que se informen un poco antes de liar conceptos y confundir a la gente, al menos quería dejar constancia de este error tan recurrente a los lectores de mi blog.